La honradez aún existe.

Superemos la cultura de la picaresca, superemos el mal ejemplo que nos ofrecen nuestros políticos, superémoslos a todos y seamos mejores personas. Porque cuando devuelves un objeto perdido o de lo devuelven, te cambia el día, la semana, incluso estado con gripe!